El Corpus Christi representa para Villacarrillo la festividad más importante y de mayor tradición con más de 650 años de Historia. Y desde el s. XIX cuenta con el privilegio de celebrarse por la tarde con el beneplácito de la Santa Sede y el Papa León XIII.

Amanece en Villacarrillo el día del Hábeas. Calles y plazuelas engalanadas, abundancia de macetas, retama, alfombras de flores, serrín húmedo con diversidad de formas y colores… crean verdaderas obras de arte, y es que los campiñeses con un gusto por lo sencillo pero exquisito, hacen de Villacarrillo un auténtico manantial para el disfrute de los sentidos. La noche anterior al gran día es muy típico un paseo por las calles para contemplar los avances en los trabajos de ornamentación que comenzaron días atrás. Los vecinos dan los últimos retoques, y entre tanto siempre hay lugar para degustar una copa de vino o unas migas al oro de la lumbre. Al amanecer del nuevo día, todo está listo.

Desde 1969, el fin de semana que precede al de la festividad, se celebra el Pregón del Corpus Christi, de gran importancia a nivel nacional, pues los pregones corren a cargo de personas de relevancia en la vida literaria de nuestro país. También goza de importancia a nivel nacional el Premio Nacional de Poesía “Corpus Christi” de Villacarrillo, que comenzó su andadura en 1975.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies